Cómo enfrentarse al ataque de un perro

¿Qué tengo que hacer si un perro me ataca? ¿Le tiro piedras? ¿Lo pateo? ¿Sería mejor salir huyendo?

Te aconsejamos cómo actuar delante de una peligrosa situación como esta.

Por lo general, los perros son cariñosos, sociables e inofensivos, pero en ocasiones no es así. Podemos encontrarnos algún día cómo un perro o una manada se dirige hacia nosotros con cara de malas intenciones, predispuestos a hincar el diente.

SALVA VIDAS POR 1 EURO AL MES

También hay muchos perros que están educados para la defensa, lo que en la calle se llama un perro guardián. Pero hay perros a los que consideran al acercarnos como una amenaza.

Como explicamos en el otro artículo, si conocemos las razones y motivaciones de por qué un perro ataca, podremos prevenir este tipo de agresiones en la calle o en el ámbito familiar, si algún día un perro ajeno se cuela en su jardín. Si sabes actuar delante de un animal desconocido e interpretar su lenguaje podrás prevenir muchos sustos.

Cómo tu estés con el perro es importante

El asalto siempre estará motivado por nuestra presencia y acciones, por ello debemos actuar tranquilamente porque nuestra conducta puede llegar a alterar al perro. Con ello, es muy mala idea que adultos o niños estén gritando o hagan mucho ruido, sobretodo si son mascotas desconocidas, porque podrían asustarse y morder a quienes le están molestando.

Los perros tienden al proteccionismo

Los perros son animales muy protectores. Si estás con el perro de un amigo, que acaba de adoptar y todavía no sabéis muy bien su carácter o cómo reaccionará a tu presencia como extraño, mejor no invadas su espacio. Simplemente es porque el perro todavía desconfía de ti en tanto que tú desconfías de él. Lo mejor será no coger sus juguetes, comida, es decir, no invadas su espacio. Si el perro te ve como un desconocido que irrumpe en su territorio sin permiso alguno, puede morderte por miedo al someterse a tal grado de ansiedad y presión al querer zafarse de la situación que tanto le incomoda.

Nunca, nunca lo hagas sin permiso del propietario

observatorio.jpg
Cuidado con los perros encadenados y cómo te acercas. Observatorio de Justicia y Defensa Animal

Seguro que lo habrás oído alguna vez, pero nunca está de más recordarlo: No acaricies a perros de la calle. Siempre pregunta antes al dueño si puedes hacerlo, o que tu hijos se acerquen. El propietario sabe de primera mano si su perro es afable con los desconocidos o miedoso con los niños, por ejemplo. Si encuentras un perro abandonado entonces deberás recurrir a tu capacidad de comprensión de lenguaje canino. Dependiendo de su postura y reacciones a tus movimientos podrás predecir si ese perro en concreto es sumiso y quiere una caricia, o por miedo te atacará. Lo mismo sucede con los animales encadenados. Realmente no sabes por qué su desalmado amo ha querido darle una vida como esta. Sin embargo, los animales encadenados son más propensos a reaccionar inestablemente, ya que su grado de excitación es alto al no poder gozar de actividad física y una correcta sociabilización.

El perro viene directamente hacia mi

Ante todo: calma. Lo sé, lo sé, muy difícil en una situación así porque nuestro instinto es huir del peligro. Pero solo te diré una cosa: el perro corre y aguanta más que tu, seguro que acabará alcanzandote. ¿Sabes eso de que los perros huelen el miedo? Pues es una patraña, lo que el perro lee es nuestro lenguaje corporal.

Nunca corras, el perro es más rápido que tú

En lo que llevo de vida he sido atacada por tres perros: un Amstaff, un Malinois y una Cane Corso. Los dos primeros iba sola, con el último iba paseando con dos perros más. Con ello quiero puntualizar que influirá el contexto en que estemos delante de un perro que todavía no nos conoce o es un completo desconocido. En todos los casos he actuado según mi criterio, leyendo el lenguaje del perro y analizando la situación. Pero siempre he mantenido la sangre fría.

La calma es la clave de todo

Ante todo, intenta mantener la calma. Como he señalado, sé que es más fácil decirlo que hacerlo, pero es muy importante que el perro entienda que tu tienes la situación controlada, para poder analizar cómo reaccionar si el perro sigue su intromisión. Si el perro quiere atacar porque está nervioso o asustado obedecerá a órdenes firmes y tranquilas. Así que respira, mantente firme, da un paso enfrente con tu cabeza bien alta, levanta tu mano bien extendida hacia arriba con un movimiento firme y no vacilante, y grita de forma firme y segura: NO, fuera, quieto,… puede que sit, siéntate o cualquier orden que se de por la zona, como podría ser en gallego o catalán, o las variantes de los castellano parlantes.

El ataque es inminente

mxvity.jpg
Los ataques en manada son más peligrosos. MXCity

Si de todas todas, ves que el perro se dirige hacia ti con todas las malas intenciones de morder te, te daremos unos consejos para saber reaccionar y sufrir el menor daño posible. Seamos realistas porque ileso no saldrás, dependiendo de dónde te encuentres.

Mantener la calma

Has de estar quieto y en calma. No corras excepto que tengas alguna cosa muy cerca para trepar y poder pedir ayuda en un lugar a salvo, como un árbol o una marquesina de autobús. No hagas movimientos bruscos e incomprensibles porque puedes excitar más al perro.
También puedes intentar distraer al perro lanzando, si es que tienes, comida delante de su trayectoria pero lejos de ti, esperando que el poder olfativo sea más potente que las ganas de atacar.

Prepararse para lo peor

Si va a por ti prioriza proteger tu cuello y la cara porque son las zonas sensibles donde está la carótida, si el perro la desgarra nos podemos morir desangrados. No trates de patearlo o golpearlo con algún objeto. Hay perros de razas potentes y musculosas, como un pit bull, que por mucho que lances puñetazos no llegan a inmutarse, además de su morfología.

ikihow.png
Puedes poner una manta para distraer al perro. WikiHow

Distrae al perro con algo para que muerda, como puede ser una mochila o las bolsas de la compra. Ponlas siempre delante, entre el perro y tu, nunca se lo lances. Lo que pretendes es que el perro agarre lo que le estás ofreciendo para evitar que hinque el diente en tu piel. Si tienes una chaqueta envuelve te la en el brazo, a modo de traje protector, y pónselo en su trayectoria.
También, volvemos a señalar, que si tienes comida la lances lejos de donde tu estás, con la esperanza de distraerlo mediante su olfato.

Pide ayuda a gritos

Si el perro se abalanza sobre ti pide ayuda a gritos por si hay gente en la zona que pueda socorrerte, también prepara tu móvil para llamar a emergencias y explicar la situación, aunque sea a gritos mientras peleas con el can. Mira a tu alrededor y analiza qué poder utilizar como arma de defensa, un palo por ejemplo podría ayudarte a introducirse lo en la boca a modo de palanca para liberarte de su ataque.

Acude al hospital cuanto antes

Al final del accidente, ve inmediatamente al hospital para recibir las vacunas y la atención sanitaria necesaria.

Esperamos que estos consejos ayuden si algún día os encontráis en este supuesto, deseamos que no sea así. Siempre podemos prevenir entendiendo al perro, no os olvides de leer el articulo sobre los motivos de estos ataques.

No olvides suscribirte a nuestro canal Youtube.

¿Eres más de Twitter? También publicamos tuits sobre casos de adopción, consejos de educación canina y todo lo que esté relacionado con las mascotas.

Si tienes Instagram, haz te seguidor nuestro para recibir los MeMes más divertidos y consejos sobre educación canina.

 

No te olvides de comentar, tu opinión nos importa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies