Los ojos de la pequeña Lena, no te lo pierdas

Diana Armisén nos muestra con este corto el que podría ser el punto de vista de prácticamente todos los niños que últimamente van al Zoo de Barcelona por primera vez.

 

Lo que nos muestra este corto es, en definitiva, la gran Empatía que sienten los niños hacia personas y animales. Es gracias a ella que las personas podemos llegar a pensar cuándo los animales están siendo maltratados o no.

Para ir más allá, el maltrato animal es precisamente, la ausencia de empatía. Cuando los padres enseñan a los hijos que algo está bien, y que los animales no sufren, que están bien resguardados en el Zoo, por ejemplo, que ahí no se los comerá ningún otro depredador. O que les dan comida todos los días y nunca les falta de nada…
O cuando un padre torero enseña a su hijo a torear y matar a una vaquilla y le dice que no pasa nada, que es bueno. Al final, ésa persona no piensa que está maltratando a un animal debido a la «Empatía Cero».

¿Qué deberíamos hacer para empatizar de nuevo? Es bien fácil. Sólo debemos ponernos en la piel del otro individuo, ya sea animal o persona. Incluso con cogerle un poco de afecto bastaría. Recordemos que hay personas que son grandes seguidores de la Tauromaquia, pero ni se te ocurra hablar de matarles con una estocada a sus perros. La Empatía es Primordial contra el Maltrato Animal. Y los niños, como muestra este corto, pueden enseñarnos mucho.

Visita el perfil de esta artista

No te olvides de comentar, tu opinión nos importa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies