Tras la esterilización de una gata, es fundamental estar atentos a los signos de alarma que pueden indicar que algo no marcha bien. Aunque la esterilización es un procedimiento común y seguro, como cualquier intervención quirúrgica, puede tener complicaciones. Aquí detallamos algunos aspectos clave basados en investigaciones y recomendaciones de expertos para asegurar el bienestar de nuestra gata después de la esterilización.

Dolor y malestar

Es normal que una gata recién esterilizada experimente dolor o molestias en la zona de la herida. Los veterinarios suelen prescribir medicamentos para aliviar el dolor y es esencial seguir sus indicaciones para garantizar una recuperación cómoda. La tranquilidad es crucial; se recomienda mantener a la gata en un entorno sereno para que pueda descansar adecuadamente​​.

Infecciones de heridas

La infección de la herida quirúrgica es una complicación posible. Los signos de infección incluyen enrojecimiento, hinchazón, secreción, y dolor en la zona de la incisión. Mantener la herida limpia y seca es vital para prevenir infecciones, y el uso de un collar isabelino o ropas protectoras puede ayudar a evitar que la gata lama o muerda la herida​​​​.

Complicaciones anestésicas

Problemas respiratorios o dificultades para despertar de la anestesia son situaciones menos comunes pero serias. Estar atentos a la respiración de la gata y su capacidad para recuperarse de la anestesia es importante. Cualquier signo de dificultad respiratoria requiere atención veterinaria inmediata​​.

Lamido excesivo de la herida

El lamido excesivo puede retrasar la cicatrización y aumentar el riesgo de infección. Utilizar un collar isabelino o ropas especiales puede prevenir este comportamiento, asegurando que la herida cicatrice adecuadamente​​.

Cambios de comportamiento

Es habitual que la gata esté menos activa o tenga cambios en su apetito después de la esterilización. Sin embargo, si se observan cambios significativos, como agresividad, letargo excesivo, o falta de interés en comer o beber, es crucial consultar con el veterinario. Estos cambios pueden indicar dolor, complicaciones de la cirugía o infecciones​​​​.

Cuidados adicionales

Seguir las recomendaciones del veterinario sobre la alimentación, medicación, y cuidado de la herida es esencial para una pronta recuperación. Ofrecer un alimento de alta calidad adaptado a las necesidades de las gatas esterilizadas puede ayudar a mantener su salud óptima y evitar el aumento de peso​​.

La esterilización no solo previene el nacimiento de camadas no deseadas, sino que también reduce el riesgo de enfermedades hormonodependientes, como los tumores de mama, y mejora el comportamiento general de la gata​​.

La atención cuidadosa después de la esterilización es crucial para la recuperación de la gata. Estar atentos a cualquier signo de alarma y seguir las instrucciones del veterinario asegurará que tu gata se recupere rápidamente y con el menor malestar posible.

Fuentes:
https://www.advance-affinity.com/es/es/gato/consejos/gata-recien-esterilizada-comportamiento-y-consejos-para-una-pronta-recuperacion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.